28 DE MAYO 2024

En primer lugar hay que preguntarse: ¿soy observante de los mandamientos? Segundo: ¿vivo la vida cristiana? ¿Tengo fe firme, tengo esperanza firme, tengo caridad firme y constante? ¿Estoy en estas virtudes? Y ¿vivo la vida religiosa, es decir, la pobreza, la castidad, la obediencia, la vida común? (APD56, 323).

Ah, hola

Regístrate para recibir contenido genial en tu bandeja de entrada, cada semana.

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Cooperador Paulino
Cooperador Paulino
Artículos: 242

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *