LOS CUATRO EVANGELIOS PARA EL DISCÍPULO DE NUESTRO TIEMPO –  PARTE 1

LOS CUATRO EVANGELIOS PARA EL DISCÍPULO DE NUESTRO TIEMPO –  PARTE 1

Todo aquello que sabemos de Jesús está contenido en cuatro preciosos libritos que nos han llegado con el nombre de evangelio. Éste término es de origen griego (=euanghèlion) y significa “buena noticia”.

PARA CONOCER A JESÚS MAESTRO

LOS CUATRO EVANGELIOS PARA  EL DISCÍPULO DE NUESTRO TIEMPO

El término “evangelio”

Todo aquello que sabemos de Jesús está contenido en cuatro preciosos libritos que nos han llegado con el nombre de evangelio. Éste término es de origen griego (=euanghèlion) y significa “buena noticia”.

Lo encontramos por primera vez en uno de los cuatro evangelistas, Marcos, que lo presenta ya en la línea inicial de su escrito con esta formulación: “Inicio del Evangelio de Jesús, Hijo de Dios” (Mc 1,1).

Es importante anotar que el término “evangelio” viene utilizado siempre en singular por los evangelistas y por los otros escritores del Nuevo Testamento, porque él aparece como la única “buena noticia” que tiene la capacidad de ofrecer el don de la salvación definitiva a la humanidad.

De hecho en los antiguos escritores griegos y latinos este término era usado siempre en plural (= euanghèlia, “los evangelios”) e indicaba las “buenas noticias” que se podían referir sea al nacimiento del hijo del emperador, o a la victoria reportada por los ejércitos en guerra o de las competencias deportivas, o, en fin, la visita del soberano a la ciudad de su imperio. A estos “evangelios” los antiguos le atribuían una intensa carga de esperanza y una grande expectativa de salvación o de transformación.

En una inscripción del año 9 a.C., encontrada en el Asia menor (actual Turquía) se lee en referencia al nacimiento del emperador Augusto: “La providencia ha llenado a este hombre de tales dones que él es para nosotros y para las generaciones futuras el enviado como “salvador” (= sotèr); pondrá fin a las enemistades y dará esplendor a todas las cosas. El día del nacimiento del dios (= Augusto) fue para el universo el inicio de las “buenas noticias” (=euanghèlia) que provienen de él: desde su nacimiento comienza una nueva época del tiempo” :

En el conjunto del Nuevo Testamento – dijimos – el término euanghèlion es utilizadlo siempre en singular para expresar la única salvación, contenida en la “buena noticia” que es Jesús, único y definitivo Salvador (en griego, sotèr) del hombre.

La palabra “evangelio” – leemos en el primer volumen “Jesús de Nazaret” de J. Ratzinger-Benedicto XVI – “pertenecía al lenguaje de los emperadores romanos, que se consideraban señores del mundo, sus salvadores y redentores. Las proclamas provenientes de los emperadores se llamaban “evangelios”, independientemente de la cuestión si su contenido fuese particularmente alegre o placentero. Aquello que viene del emperador – era la idea central – es mensaje salvífico, no simplemente noticia, sino transformación del mundo hacia el bien. Si los evangelistas retoman esta palabra, tanto que a partir de aquel momento se convierte en el término para definir el género de sus escritos, es porque quieren decir: aquello que los emperadores, que se hacen pasar por dioses, lo intentan equivocadamente, acá ocurre en verdad: un mensaje autorizado, que no solo son palabras, sino realidad… No son los emperadores quienes pueden salvar el mundo, sino Dios. Y aquí se manifiesta la palabra de Dios que es palabra eficaz; aquí sucede verdaderamente lo que los emperadores solo pretenden, sin poderlo cumplir. Porque aquí entra en acción el verdadero Señor del mundo: el Dios viviente” (pp. 69-70).

Es cuanto afirma el evangelista Marcos al inicio (1,1) de su escrito sobre Jesús: “Inicio del evangelio de Jesús, hijo de Dios”, que puede entenderse así: “Esta es la buena noticia: Jesús es el Cristo (el Mesías salvador) y el Hijo de Dios (el único Señor)” 

Ah, hola 👋
Un placer conocerte.

Regístrate para recibir contenido genial en tu bandeja de entrada, cada semana.

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

CATEGORÍAS
ETIQUETAS
Compartir esto

Comentarios

Wordpress (0)
Disqus ( )