EL EVANGELIO DE LA INFANCIA SEGÚN SAN MATEO

La forma literaria de la genealogía es la que incluye en un esquema de “catorce generaciones”, repartidas en varios períodos de la historia de la salvación.
PARA CONOCER A JESÚS MAESTRO

LOS CUATRO EVANGELIOS PARA  EL DISCÍPULO DE NUESTRO TIEMPO

El Evangelio del catequista o del maestro

La narración del nacimiento de Jesús y de los acontecimientos que la caracterizan (1, 18–2,3) está precedida por la genealogía (1, 1–17), que el evangelista san Mateo la inicia desde Abraham, para indicar la plena inserción de Jesús en el pueblo de la alianza (el evangelista san Lucas, en cambio, la inicia desde Adán, para incluir a toda la humanidad nacida de Adán).

La forma literaria de la genealogía
es la que incluye en un esquema de “catorce generaciones”, repartidas en varios períodos de la historia de la salvación; “Todas las generaciones desde Abraham hasta David son catorce, desde David hasta la deportación a Babilonia, catorce, desde la deportación a Babilonia hasta Cristo, catorce” (1, 17). El número catorce está unido al simbolismo del número siete, que en la Biblia expresa perfección, cumplimiento.

La narración

Mientras que san Lucas, en la narración que hace de la infancia de Jesús (incluido en los capítulos 1-2 de su Evangelio) privilegia a la persona de María, presentada como el modelo del discípulo, en cambio el evangelista san Mateo privilegia la persona de san José. Esto porque san José ubica plenamente a Jesús en el pueblo bíblico y porque el modelo del hombre “justo”, en la Biblia indica a quien cumple la voluntad de Dios y obedece a su Palabra.

P. Primo Gironi ssp

P. Primo Gironi ssp

Sacerdote de la Sociedad de San Pablo

Ah, hola

Regístrate para recibir contenido genial en tu bandeja de entrada, cada semana.

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Cooperador Paulino
Cooperador Paulino
Artículos: 124

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *