DIOS QUISO Y QUIERE DARNOS TODO POR MARÍA

En este mes de mayo ofrecemos una reflexión del beato Santiago Alberione para estar en sintonía con las celebraciones de la Familia Paulina.

María Reina de los Apóstoles: es la primera devoción de la Iglesia. La quiso Jesús: Juan, ahí tienes a tu Madre. Es decir: quería que la considerase, la amase, sirviese y tuviese consigo. Y así Juan la recibió en su casa. Juan representaba a los demás apóstoles. Ellos la veneraban como madre de Jesús y madre suya; ella era el ejemplo del modo de vivir el Evangelio; con ella rezaron cuando les faltó Jesús: con María, dice el texto sagrado. Y María les asistía; los consolaba en las dificultades; les manifestaba episodios de la vida privada de Jesús: la
anunciación, la visita a santa Isabel, el nacimiento, la presentación de Jesús al templo, la huida a Egipto, el hallazgo en el templo. Luego los evangelistas lo escribieron. Hay que notar: hoy es la hora de María Reina de los Apóstoles. Esto es: formemos apóstoles.

Y démosles como apoyo, fuerza y guía a la santísima Virgen Reina de los Apóstoles… La redención vino a través de María: éste es el camino escogido por Dios; debemos seguirlo como hizo él. No queremos, no podemos actuar de modo diverso al establecido por Dios, que quiso y quiere darnos todo por medio de María. San Jerónimo dice dirigiéndose a María: “Nunca se ha salvado nadie sino por medio de ti, Madre de Dios. Nadie recibe el don de Dios sino por ti, llena de gracia”.

Ah, hola

Regístrate para recibir contenido genial en tu bandeja de entrada, cada semana.

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Cooperador Paulino
Cooperador Paulino
Artículos: 242

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *