VENERABLE MADRE MARÍA ESCOLASTICA RIVATA

VENERABLE MADRE MARÍA ESCOLASTICA RIVATA

Aceptaba con tranquilidad el progreso de su enfermedad. Todos los que la conocieron reconocían la heroicidad de la aventura espiritual-apostólica de esta mujer colaboradora y fiel a su carisma paulino, que la llevó a catapultarla como la modelo del silencio.

La Madre Escolástica participa de tres capítulos generales.

El 12 de julio de 1897 nace Úrsula María, primogénita de Antonio Rivata y Lucia Alessandria.

12 de julio de 1897: recibe el Bautismo en la iglesia parroquial de Guarene.

1904: Úrsula recibe la primera comunión a la edad de 7 años.

El 10 de octubre 1909 recibe la confirmación.

En 1917, en casa de una familia en Alba, Úrsula trabaja en “servicio doméstico” por unos dos años.

El 29 de julio de 1922, (sábado), acompañada de su padre, es acogida en la Sociedad de  San Pablo por el fundador y la entrega a la hermana responsable.

El 21 de noviembre de 1923: en Alba, Úrsula María es acogida por el señor Teólogo, junto a Matilde Gerlotto, para darle inicio en el “silencio” a una misión que vendrá sucesivamente precisada.

Su salud física cada día se debilitaba. Su decadencia física era el fruto de haber entregado y donado su vida al servicio del Instituto y de la Familia Paulina. Era muy notorio.

A pesar de su enfermedad, siempre fue una  mujer valiente, serena y nunca se le escuchó queja alguna. Aceptaba con tranquilidad el progreso de su enfermedad. Todos los que la conocieron reconocían la heroicidad de la aventura espiritual-apostólica de esta mujer colaboradora y fiel a su carisma paulino, que la llevó a catapultarla como la modelo del silencio.

El día 24 de marzo de 1987, mientras la comunidad cantaba las primeras Vísperas y contemplaba el “sí de María”, la fiel y obediente discípula Escolástica dice su último sí terreno: “Lista y adornada con el Divino Maestro para celebrar las bodas eternas”.

El 13 de marzo de 1993, en Alba, inicia el proceso diocesano para la beatificación y canonización de la sierva de Dios, Madre Escolástica Rivata, en la Congregación de la Causa de los Santos.

Los despojos mortales de la Madre Escolástica Rivata, reposan en la Iglesia de Jesús Maestro en Roma, Vía Portuense 741.

La vida de estas dos mujeres son ejemplos de emprendimiento y apoyo constante en la evangelización, propuesta por nuestro beato Santiago Alberione.

Para reflexionar: Consulta y escribe, entre familiares y amigos la obra evangelizadora que realizan.

Rosalba Correa de Clavijo

Rosalba Correa de Clavijo

Cooperadora Paulina

Ah, hola 👋
Un placer conocerte.

Regístrate para recibir contenido genial en tu bandeja de entrada, cada semana.

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

CATEGORÍAS
ETIQUETAS
Compartir esto

Comentarios

Wordpress (0)
Disqus (0 )