Cuaresma un tiempo de relación profunda con Dios

El tiempo de cuaresma es un tiempo de relación profunda con Dios.

Estimado colaborar, el tiempo de cuaresma es un tiempo de relación profunda con Dios. Por ello, para continuar nuestra reflexión en la cercanía con Dios, el papa Francisco con el presente discurso nos ayudará mucho a comprender la conversión que la Iglesia nos pide en este tiempo de Cuaresma.

Discurso del Santo padre Francisco a la curia romana.

“Es importante tener claro que cuando uno examina la propia existencia o el tiempo transcurrido, debe tener siempre como punto de partida la memoria del bien. De hecho, sólo cuando somos conscientes del bien que el Señor ha hecho por nosotros, somos capaces también de dar nombre al mal que hemos experimentado o sufrido. Ser conscientes de nuestra pobreza sin ser también conscientes del amor de Dios nos aplastaría. En este sentido, la actitud interior a la que debemos dar más importancia es la gratitud. El Evangelio, para explicar en qué consiste, nos cuenta la historia de los diez leprosos que fueron curados por Jesús; pero sólo uno vuelve a dar gracias, un samaritano (cf. Lc 17,11-19). El acto de acción de gracias obtiene para este hombre, además de la curación física, la salvación total (cf. v. 19). El encuentro con el bien que Dios le ha concedido no se detiene en la superficie, sino que toca el corazón. Es así: sin un ejercicio constante de gratitud acabaríamos haciendo una lista de nuestras caídas y oscureciendo lo más importante, es decir, las gracias que el Señor nos concede cada día… Pero entre todos estos beneficios esperamos que también esté nuestra conversión. Nunca es un discurso acabado. Lo peor que nos puede pasar es pensar que ya no necesitamos conversión, tanto a nivel personal como comunitario. Convertir es aprender cada vez más a tomar en serio el mensaje del Evangelio y tratar de ponerlo en práctica en nuestra vida. No es simplemente alejarse del mal, es poner en práctica todo el bien posible: esto es convertirse. Ante el Evangelio quedamos siempre como niños necesitados de aprendizaje. Asumir que hemos aprendido todo nos hace caer en el orgullo espiritual…”.

Ah, hola

Regístrate para recibir contenido genial en tu bandeja de entrada, cada semana.

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Cooperador Paulino
Cooperador Paulino
Artículos: 223

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *