ANIVERSARIO DE LOS 50 AÑOS DEL SACERDOCIO DEL P. ALIRIO CEPEDA

“Mirar el pasado con gratitud, vivir el presente con pasión y abrazar el futuro con esperanza” Papa Francisco.

Compartir con ustedes un poco de mi vida es recordar de dónde soy y quién es mi familia. Desde pequeño, la influencia y el apoyo de mis padres fueron significativos, ya que durante mi niñez tuve una infancia tranquila y serena. Son épocas que resalto con gratitud debido al amor y aprecio que recibí.

Estoy convencido de que aprender a orar es establecer una relación con Dios, pues fue de ahí de donde surgió mi vocación. Han pasado muchos años con este convencimiento y he pasado por diversos sucesos y circunstancias. Sin embargo, lo interesante de todo este recorrido, es que aprendí de cada uno de ellos, hasta encontrar afinidad con el apostolado y las oraciones de la Familia Paulina.

Es así como he adquirido gran experiencia, pasando por diversos lugares y ejerciendo mi servicio como sacerdote, que, a propósito, tuve la dicha de ser ordenado el 29 de junio de 1973 en el santuario de María, Reina de los Apóstoles en Roma, Italia. Este año, con alegría, doy gracias a Dios por permitirme celebrar 50 años al servicio del Evangelio.

Como miembro de la Sociedad de San Pablo, me siento realizado y agradecido. El Señor me ha concedido una vocación que se adapta a mi tradición familiar y a mis cualidades personales. Esto me hace sentir pleno e identificado.

Me siento bendecido y afortunado de formar parte de la Sociedad de San Pablo y quiero expresar mi gratitud a cada uno de los paulinos que han contribuido con su presencia y sus palabras en mi crecimiento personal y carismático.

Asimismo, invito a todos aquellos que se sientan identificados con este carisma de la gran Familia Paulina a no tener miedo de entregarse y donarse por completo. Los animo a dar lo mejor de sí mismos, ya que la construcción del Reino de Dios depende de todos nosotros. Con amor, nuestros objetivos siempre llegarán a un feliz término, tal como nos recuerda san Pablo en la Carta a los Filipenses (Flp 1, 6).

Gracias por permitirme compartir esta parte de mi historia. Que Dios les bendiga a todos.

Ah, hola

Regístrate para recibir contenido genial en tu bandeja de entrada, cada semana.

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Cooperador Paulino
Cooperador Paulino
Artículos: 215

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *