LOS “SANTOS” DE LA FAMILIA PAULINA

En la Familia Paulina hay ciertamente muchos hermanos y hermanas que han vivido de manera admirable las características típicas de la santidad paulina. Todos podríamos hacer largas listas de nombres de personas “santas” que hemos conocido. Pero para algunos de ellos se ha introducido la Causa canónica que, esperemos, conducirá al reconocimiento solemne de su santidad y, por tanto, a la propuesta de veneración e imitación por parte de todos los fieles de la Iglesia católica.

El venerable Ricardo Andrés María Borello.

Nació en Mango, cerca de Alba (Cuneo – Italia), el 8 de marzo de 1916. Santificó su juventud en la oración, en el trabajo asumido y ofrecido a ejemplo de san José, como medio de la propia santificación y redención de la humanidad. Fue miembro de la Juventud Católica.

A los 20 años, el 8 de julio 1936, en la Sociedad de San Pablo como aspirante discípulo del divino Maestro. Con el deseo de ofrecer su vida para la gloria de Dios y el bien de los hombres, se consagró totalmente al apostolado de las ediciones, colabo0rando con los sacerdotes paulinos en la obra de la evangelización a través de los medios de la comunicación social: prensa, radio, cine, televisión, discos….

Con grande amor a la vocación, a la Iglesia, a la congregación y con el consentimiento de su director espiritual, ofreció su vida a Dios para que todos los llamados fueran fieles a la gracia de la vocación. Jesús Maestro aceptó el ofrecimiento de su discipulado bueno y fiel. Murió santamente el 4 de septiembre de 1948, a los 32 años de vida. Fue declarado Venerable por el papa Juan Pablo II, el 3 de marzo de 1990.

 

PARA PEDIR GRACIAS Y FAVORES POR LA INTERCESIÓN

DEL VENERABLE RICARDO ANDRÉS MARÍA BORELLO

 

ORACIÓN

Padre bueno,

que para comunicar a los hombres tu amor has enviado a la tierra a tu único Hijo, Jesucristo, y lo has constituido Maestro, Camino, Verdad y Vida de la humanidad, concédenos, por la intercesión de tu fiel discípulo Andrés María Borello, que los instrumentos de la comunicación social: prensa, cine, radio, televisión, discos, internet… sean siempre empleados para tu gloria y la promoción humana y espiritual de los hombres y de la sociedad.

Por el sacrificio de su joven vida, multiplica en la Iglesia y en el mundo los sacerdotes, los religiosos y los laicos que se consagran a este apostolado, e inspira a todos los hombres de buena voluntad a colaborar con la oración, con la acción y con los bienes, para que la Iglesia pueda anunciar con estos potentes medios el mensaje de salvación a todas las gentes. Y si así es tu divina voluntad, glorifica, Señor, a tu discípulo fiel y concédenos por su intercesión la gracia que ahora te pedimos…

Padrenuestro, Avemaría, Gloria al Padre.

 Quien recibiera gracias del Venerable Ricardo Andrés María Borello, favor comunicarlo al Superior Provincial, Cra 46 n° 22ª-90, Bogotá, Colombia.

Ah, hola

Regístrate para recibir contenido genial en tu bandeja de entrada, cada semana.

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Cooperador Paulino
Cooperador Paulino
Artículos: 224

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *