“EN LA SOCIEDAD DE SAN PABLO VIVO EL VERDADERO AMOR DE DIOS”

Presentamos a nuestra compañera Cooperadora Paulina, Claudia Casallas Rodríguez quien desde hace 12 años nos acompaña, ofreciendo la primera sonrisa en nuestra casa provincial en Quinta Paredes. Bogotana de pura cepa, hija de Don Luis Eduardo Casallas y la Señora María Hercilia Rodríguez quienes emigraron de las tierras Cundí -Boyacenses; es la hija menor de sus hermanos Edison y Rocío.

Rescatando anécdotas de su época, Claudia nos comenta: “Mi mama fue una gran guerrera, en aquella época mis abuelitos querían casar a mi mama a como diera lugar con un señor mayor que ella, como era lo normal en estos tiempos, ante esta situación, ella decidió escaparse para Bogotá, buscando un mejor futuro. Después de muchas luchas en esta ciudad, conoció al joyero Luis Eduardo Casallas con quien se casó y formó nuestra familia.”

Sus estudios los realizó en el Instituto de Educación Juvenil en el barrio Suba y también adelantó estudios de Diseño Gráfico.

Años mas tarde conoció el amor de su vida y formó su hogar, del cual nacieron sus hijos Cristian David y Daniel Adrián quienes actualmente tienen 22 y 18 años, son el amor de su vida, y por ellos ha luchado para que sean unos grandes profesionales.

Llegó a la Sociedad de San Pablo por referencia de Don Luis, quien tenia un hijo que era sacerdote en la Sociedad de San Pablo, después de 1 año de haber presentado la hoja de vida la llamaron para hacer un reemplazo en el cargo de recepcionista, quedándose definitivamente.

“Ha sido un gran aprendizaje en esta bella labor de recepcionista, ya que he aprendido a tratar y a entender a las personas que nos visitan o diariamente conviven en esta labor”. Veamos lo que expresa: “Siempre he tenido la idea que todos tenemos nuestras cargas, pero podemos aliviar la de los otros con una sonrisa y un buen trato “.

“La sonrisa es el idioma de las personas inteligentes”, dice.

Continua en su relato: “Para mi toda persona que llega es igual de importante, desde el mensajero hasta el Obispo, a todos los recibos de igual manera, y esta filosofía de vida se la he recalcado a mis hijos “.

Un dia un visitante me expreso: “Sus abrazos y su sonrisa me reconocen y ayudan mucho; gracias por su gran amabilidad”. Concluyo que debemos atender muy bien a las personas, ya que pueden venir con muchas cargas y problemas.

“Amo mucho a la Sociedad de San Pablo, es mi segundo hogar, me han ensañado el verdadero amor de Dios, he aprendido a atender con mucho cariño y mi labor la realizo con pasión”.

Agradecemos y felicitamos a Claudia por su gran labor desarrollada en estos 12 años y pedimos a nuestro beato Santiago Alberione que le inspire mucha sabiduría para continuar irradiando tanto amor y entrega.

José Hernán Clavijo Estupiñán cp

Ah, hola

Regístrate para recibir contenido genial en tu bandeja de entrada, cada semana.

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Cooperador Paulino
Cooperador Paulino
Artículos: 214

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *