LOS CUATRO EVANGELIOS PARA EL DISCÍPULO DE NUESTRO TIEMPO – PARTE 2

Los autores sagrados escribieron los cuatro evangelios escogiendo algunas cosas entre las muchas trasmitidas a voz y ya trasmitidas por escrito
PARA CONOCER A JESÚS MAESTRO

LOS CUATRO EVANGELIOS PARA  EL DISCÍPULO DE NUESTRO TIEMPO

Un solo Evangelio, cuatro evangelistas

Esta “buena noticia”, sin embargo, nos la han transmitido a través de cuatro libritos – precisamente los “Evangelios” – cuyos autores-recopiladores se identifican con Mateo, Marcos, Lucas y Juan.

También la Constitución conciliar Dei Verbum (sobre la divina Revelación) habla de un “Evangelio cuadriforme según Mateo, Marcos, Lucas y Juan” (n. 18).

De hecho Jesús es el protagonista de un único Evangelio, es el anunciador de una única “buena noticia”. Los cuatro evangelistas son “redactores”, es decir “recopiladores” y “ordenadores” de su predicación, de sus milagros, de su pasión, muerte y resurrección.

Esto está atestiguado también por un antiguo documento latino, llamado “Canon Muratoriano” (de su descubridor Ludovico Antonio Muratori que lo publicó en 1741). Escrito originariamente en griego hacia el siglo II, él contiene la lista de los libros del Nuevo Testamento y presenta los cuatro evangelios como “libro del Evangelio según Mateo, según Marcos, según Lucas y según Juan”.

La Constitución conciliar Dei Verbum describe de esta manera la obra “clasificadora” de los evangelistas, llamados “autores sagrados”:

Los autores sagrados escribieron los cuatro evangelios escogiendo algunas cosas entre las muchas trasmitidas a voz y ya trasmitidas por escrito; de otras haciendo una síntesis o explicándolas, teniendo presente la situación de las iglesias, conservando en fin el carácter de predicación, pero siempre de tal manera de poder narrar de Jesús cosas verdaderas y auténticas.

Ellos, tomando sea de la propia memoria o de los propios recuerdos, sea del testimonio de aquellos que “desde el principio vieron personalmente y fueron ministros de la palabra”, escribieron con la intención de hacernos conocer la “verdad” (cf Lc. 1,2-4) de esas enseñanzas con las cuales fueron instruidos” (n. 19)

Ah, hola

Regístrate para recibir contenido genial en tu bandeja de entrada, cada semana.

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Cooperador Paulino
Cooperador Paulino
Artículos: 124

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *