140 AÑOS DEL NATALICIO DE NUESTRO BEATO FUNDADOR

El mes de abril de este año inicia prácticamente con la Octava de Pascua, que nos permite renovar nuestra vocación a la trascendencia, a morir al hombre viejo y resucitar en Cristo al hombre nuevo.

Con la liturgia del tiempo pascual, queremos asumir nuestra consagración bautismal como compromiso de “buscar los bienes de arriba, donde está Cristo sentado a la diestra de Dios” (cf. Col 3, 1), para llegar “a ser testigos del Resucitado hasta los confines de la tierra” (cf. Lc 24, 47-48; Hc 1, 8).

Los miembros de la Familia Paulina tenemos un adicional motivo de celebración, al recordar este 4 de abril el 140° aniversario del natalicio de nuestro Padre Santiago Alberione. El 28 de junio de 1969, el papa, San Pablo VI, en una audiencia en que recibió al Padre Santiago Alberione para conferirle la distinción “Pro Ecclesia et Pontifice”, lo describió así:
«Mírenlo ahí humilde, silencioso, incansable, recogido en sus pensamientos, que van de la oración a la acción, siempre atento a interpretar los signos de los tiempos. El padre Alberione ha dado a la Iglesia nuevos instrumentos para expresarse, nuevos medios para dar vigor y amplitud a su apostolado… Deja que el Papa, a nombre de toda la Iglesia, exprese su gratitud”.

Y el Papa Francisco, en la víspera del 50° aniversario de la muerte del P. Alberione (26 de noviembre del 2021), en audiencia concedida a la Familia Paulina, dijo: “Este aniversario es una ocasión propicia para que la Iglesia, y en particular ustedes, recuerden las grandes cosas realizadas por el Espíritu Santo en y a través del beato Alberione, y […] en la perspectiva de la nueva evangelización. […] con gran clarividencia su Fundador supo captar para el siglo XX la necesidad de que la «Palabra de Dios corra» (cf. 2 Tes 3,1) y se difunda utilizando y explotando los instrumentos y lenguajes más eficaces que ofrece el progreso tecnológico”.

Que estas circunstancias eclesiales y de Familia, nos ayuden este mes a infundir renovado entusiasmo a nuestros procesos de santificación y de compromiso apostólico, de manera que, siguiendo el ejemplo de nuestro Beato Fundador, sepamos responder al desafío misionero que nuestra vida paulina entraña.

 

Danilo A. Medina L., ssp.

Ah, hola

Regístrate para recibir contenido genial en tu bandeja de entrada, cada semana.

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Cooperador Paulino
Cooperador Paulino
Artículos: 238

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *