LA MUJER ASOCIADA AL CELO SACERDOTAL

Que bendición estar con nuestros amigos lectores de nuestra revista los “Cooperadores Paulinos”. En esta ocasión, para dar inicio al conocimiento del libro escrito por nuestro fundador el beato Santiago Alberione. Retomamos hoy la presentación que se hace de la obra:

La importancia de esta obra; La mujer asociada al celo sacerdotal (DA) es el segundo gran libro (tras Apuntes de teología pastoral) escrito por el joven sacerdote Santiago Alberione en los años 1912-1915, período en que surgió también la Familia Paulina. La primera edición de DA (Donna associata) fue impresa el año 1915, en Alba, por la recién nacida Escuela tipográfica “Pequeño obrero”. La última edición, vivo aún el P. Alberione, data de 1964, en inglés, habiendo sido traducida, adaptada y actualizada por sugerencia del mismo Fundador, por las Hijas de San Pablo de Boston. La lectura de DA junto a Apuntes de teología pastoral podría contribuir pues al redescubrimiento de un carisma de la Familia Paulina, o por lo menos de esa asociación o colaboración, considerada necesaria, de la mujer con el sacerdote, tal como el título mismo del libro sugiere. DA parece una obra fundacional y por tanto carismática. Seguramente es un texto de referencia, aunque desde hace muchos años ha desaparecido de la circulación, no obstante haya sido el único libro del P. Alberione, después de Las oraciones de la Familia Paulina y Maggiorino Vigolungo, que tuvo por lo menos nueve ediciones.”

 

DA tiene una historia: El testimonio del P. Alberione diciendo que «ya desde 1911 había comenzado la redacción» de DA, se recoge en Abundantes divitiae gratiae suae.

En una introducción inédita, preparada con vistas a la publicación de la nona edición, la Hna. Cecilia Calabresi de las Hijas de San Pablo recoge otras informaciones. En una hoja de calendario conservada en el Fondo San Paolo de la Casa General de la Sociedad de San Paolo, 1-VIII-1966, Alberione apuntaba:

“El pobre libro [DA] se escribió en 1912 y reflejaba su tiempo. Pero en el conjunto daba un poco de luz para el porvenir. No he seguido las sucesivas ediciones; se han retocado algunas cosas; en parte útiles y en parte menos útiles.  Hay que tener en cuenta los tiempos actuales y el Concilio Vaticano II… Sac. G. A.”

Estas indicaciones del Fundador orientan ya a una lectura “historiada” de su obra, que ha de ser colocada en su contexto y en la línea de la continua puesta al día, que el P. Alberione mismo tanto apreciaba. Pero al ser un libro ligado al pensamiento y a la obra de un Fundador, DA merece también una lectura y profundización, especialmente por parte de la Familia Paulina, porque permite entender las sucesivas fundaciones que la conforman.

Por supuesto, no hay que hacer una lectura literal, dictada quizás por una preocupación de mantenerse repetitivamente fieles y en definitiva estancados al carisma del Fundador. Ello no sería ni siquiera un acercamiento auténtico al libro.

En Italia, DA tuvo, como ya dijimos, nueve ediciones, pero hasta 1937 el texto quedó casi inmutado.

Para la octava edición en cambio -según el P. Damino una o dos Hijas de San Pablo, encargadas por el P. Alberione, aportaron correcciones, añadidos y tachaduras; además, al principio de cada uno de los 29 capítulos se puso un versículo de la Escritura y, en el cierre, la sección Al lado de la historia, con un ejemplo biográfico. La preparación de la nona edición (de 1954) la encargó el P. Alberione a la Hna. Cecilia Calabresi. Resultó así la edición más reformada, habiéndose incorporado, a petición del mismo P. Alberione, muchos pasos sobre la mujer, tomados de escritos y discursos de Pío XI, y especialmente de Pío XII.

El Centro de Espiritualidad Paulina presenta de nuevo la primera edición, cuya autenticidad y prestigio no se discuten.”

 

La historia en DA: DA refleja “su tiempo” como escribía el P. Alberione, o sea el período alrededor de 1912-1915, que ambienta la obra, y necesariamente también la determina. Alberione menciona, como “actual” en aquellos años, una actividad jacobina, revolucionaria, socialista [DA 36]; el socialismo como masonería popular [DA 33]; la masonería [cf. DA 31], etcétera.

Términos como colectivismo, positivismo, socialismo, feminismo, anticlericalismo, laicismo, superpoder de la prensa, voto para las mujeres, sindicato, círculos, asociación, crédito, emigración indican sólo algunos de los importantes fenómenos sociales de aquel tiempo, bien conocidos por el Autor, que además de registrarlos, muchos los combate.

Cuando el P. Alberione escribe DA no tiene aún 28 años.

Quizás por esta razón, de juventud, concibe sus escritos como un arma blanca, aceptando el principio de la contraposición entre prensa buena y prensa mala.

Pronto sus ideas se volverán iniciativas, aunque el contexto en que él se mueve sigue siendo el de un desgarro real entre Iglesia y Estado. Naturalmente el P. Alberione está con la Iglesia y, por lo general, contra el Estado laicista.

Con todo, esta militancia religiosa que aparece en DA no lo aleja del compromiso personal en el campo social. Al contrario, lo abre al campo político.

Y así, por ejemplo, se enrolará a favor del asociacionismo católico en la línea de la suprimida Obra de los Congresos.

Un diálogo entre Iglesia y Estado, como entre progresistas y conservadores en el mundo católico, era escasamente practicado y el mismo P. Alberione se mostraba poco convencido de su necesidad o eficacia. Era el tiempo en que la lealtad al propio bando, o a la jerarquía, constituía la primera virtud.

Era el tiempo de la lucha antimodernista. En DA, empero, de modernismo o de modernistas no hay ni rastro. Ello puede parecer raro, considerando la notoriedad que el movimiento tenía inclusive entre el clero piamontés.

El P. Alberione trató sin duda de distanciarse, siguiendo un camino suyo, por ejemplo extrayendo del modernismo lo moderno o nuevo que siendo sano puede ser acogido por todos.”

Es así como la familia Paulina se comprende teniendo presente el contenido de este libro

 

Invito de nuevo a nuestros lectores a escribir sus aportes sobre la presentación de la obra “La mujer asociada al celo sacerdotal”.

 

Muchas gracias

Rosalba Correa de Clavijo

Cooperadora Paulina.

Ah, hola

Regístrate para recibir contenido genial en tu bandeja de entrada, cada semana.

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Cooperador Paulino
Cooperador Paulino
Artículos: 223

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *