MARÍA PASTORA DEL BUEN PASTOR

El Beato Santiago Alberione, desde niño, fue muy devoto de María. Como Fundador, dejó a toda la Familia Paulina la devoción a María Reina de los Apóstoles, y quiso que nosotras, Pastorcitas, invocáramos a María con el título de Madre del Buen Pastor.

Esta era una devoción presente en la Iglesia, difundida por los Frailes Capuchinos ya desde 1703, sobre todo en España y en América Latina, y también en algunas regiones de Italia, como Sicilia, Calabria, Toscana y Parma.

El Beato Alberione contribuyó a la iconografía de la devoción: pensaba en María Pastora de pie (y no sentada, como la difundida por los Capuchinos). Así, hizo representar en el mosaico de Casa Madre, en Albano Laziale (Roma), a María que nutre el rebaño, con la presencia de Jesús pastorcito al centro. Muchas veces encontramos en sus predicaciones la referencia a María Pastora al pie de la Cruz, como ha sido representada en el actual mosaico de la Casa Generalicia.

A ejemplo de María, la Madre del Buen Pastor, vivimos la colaboración en el ministerio pastoral de Cristo, como “madres y hermanas” de todos aquellos que forman parte del pueblo de Dios.

Ah, hola

Regístrate para recibir contenido genial en tu bandeja de entrada, cada semana.

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Cooperador Paulino
Cooperador Paulino
Artículos: 163

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *