EN UNA PROFESION PERPETUA INICIÓ MI VOCACIÓN

Continuando con el conocimiento de nuestros compañeros Cooperadores Paulinos, presentamos a la Hermana MERY CASTELLANOS VEGA de la Congregación Religiosa Pías Discípulas del Divino Maestro, quien dirige el grupo de Cooperadores de esta Congregación.

Continuando con el conocimiento de nuestros compañeros Cooperadores Paulinos, presentamos a la Hermana MERY CASTELLANOS VEGA de la Congregación Religiosa Pías Discípulas del Divino Maestro, quien dirige el grupo de Cooperadores de esta Congregación.

De estirpe boyacense, nació en Santa Rosa Viterbo, pero vivió en Cerinza. Sus padres, Miguel Castellanos y Cecilia Vega cuatro hermanos, diez sobrinos, de profundas creencias y vivencias católicas.

Sus estudios primarios los hizo en la Escuela Numero 1 de Cerinza y el bachillerato en el colegio Normalizado Mariano Ospina Pérez. Sus estudios superiores los realizó en la Universidad Javeriana, en Ciencias Religiosas.

La hermana Mery nos cuenta: “En mi niñez mis papás me llevaban a las celebraciones de Semana Santa, asistíamos a las procesiones, al santo Sepulcro, visitas al Santísimo, también recuerdo la vida de colegio donde todos los viernes asistíamos a la sagrada Eucaristía, fortaleciendo mi vocación “.

Por aquella época fueron a mi pueblo las hermanas Pías Discípulas hacer promoción vocacional, pero inicialmente no me llamó la atención, ya que era muy del mundo, de fiestas, parrandas, paseos y amoríos. Un año después, en los votos perpetuos de la hermana Sireta Castro Becerra, estuve presente, me llamo la atención y dice: “Una profesión perpetua en la vida religiosa inició mi vocación”.

En el año de 1990 a la edad de 17 años inicie mi proceso de formación religiosa con las Pías Discípulas, puedo decir que mi vocación fue todo un proceso, dice ella: “Me metí al convento para ver si me ajuiciaba, ya que un año antes, era parrandera, paseadora y me gustaba la vida de jolgorio. Poco a poco fui dejando las vanidades y opté por la vida religiosa”. Fue un proceso de un año donde fui descubriendo la paz, tranquilidad, oración, música religiosa iniciando un proceso natural sin asesores espirituales, yo vi el cambio y opté por él.

En mi comunidad he sido: Vocacionista, Superiora de la Comunidad, direccionando cursos Bíblicos y actualmente coordino el grupo de Cooperadores Paulinos de mi congregación, Pías Discípulas del Divino Maestro, actualmente somos un grupo de 17 Cooperadores que hemos venido desarrollando actividades, esencialmente apoyando las Eucaristías en nuestras parroquias, formación eclesial, cursos bíblicos y apoyando labores manuales litúrgicas.

En nuestra misión de Pías Discípulas del Divino Maestro, nos estamos preparando para nuestro Centenario; con Adoraciones Eucarísticas en nuestras comunidades, siendo fiel a ellas, en parroquias en donde participan activamente los Cooperadores Paulinos. En la parte sacerdotal, tenemos muy en cuenta a los Sacerdotes, Diáconos, jóvenes en formación para que el Señor Divino Maestro los acompañen y bendigan en este trabajo y en el proceso de santificación.

Desde el centro de nuestra Congregación nos envían al trabajo espiritual que desarrollamos en 4 etapas para fortalecer la fe y el proceso de santificación, unidas siempre como comunidad en la vida espiritual, apostólica y fraterna.

En nombre de la Asociación de Cooperadores Paulinos reconocemos y valoramos el trabajo de evangelización en estos 100 años de la congregación “PÍAS DISCÍPULAS DEL DIVINO MAESTRO”, quienes han perpetuado en el tiempo y aplicado las enseñanzas de nuestro fundador el BEATO SANTIAGO ALBERIONE.

 

JOSÉ HERNÁN CLAVIJO ESTUPIÑAN

Cooperador Paulino.

Ah, hola

Regístrate para recibir contenido genial en tu bandeja de entrada, cada semana.

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Cooperador Paulino
Cooperador Paulino
Artículos: 166

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *